El huevo es un símbolo de la Pascua, tiene un significado especial ya que representa el inicio de la vida y la fertilidad. Para los cristianos, simboliza la Resurrección de Jesúcristo y la esperanza de una nueva vida.
La tradición de regalar huevos surgió como consecuencia de la abstinencia que la Iglesia católica mandaba a guardar durante la Cuaresma. En este periodo, los cristianos no podían comer carnes, huevos o lácteos. Por eso, cuando terminaba la Cuaresma, los fieles se reunían ante las iglesias y regalaban los huevos decorados con colores y motivos festivos, ya que había renacido Jesucristo y había que levantar la abstinencia y festejar. #felicesPascuas